Las cookies nos ayudan a ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso de cookies. Más información

Dicho programa persigue el fortalecimiento de las competencias profesionales de los egresados de la ESI.  

El objetivo fundamental de los FORTE es permitir que los estudiantes que están próximos a la finalización de la carrera y que idealmente sólo le falte para concluir la misma el TFG, sumergirse en el desarrollo de algún proyecto real que se esté llevando a cabo dentro de una empresa y realizar el TFG dentro de la misma. De esta forma, el estudiante tendrá la oportunidad de realizar de manera conjunta prácticas, dentro del seno de la empresa, y el desarrollo de su TFG. Cada estudiante será tutorizado por un profesor de la ESI y un Ingeniero por parte de la empresa, quien tendrá la visión más práctica del TFG. Por su parte, el profesor de la ESI podrá acometer tanto labores prácticas, aunque siempre respetando la visión de la empresa pero velando por el cumplimiento de los objetivos desde el punto de vista académico, como tareas más formales y académicas, comprobando que se cumple con la normativa existente y los estándares de calidad.

Por tanto, se brinda a los estudiantes la posibilidad de iniciarse en el mundo empresarial antes de la finalización de la carrera. A diferencia de las prácticas en empresa, el estudiante se integra en un proyecto real y asume desde el principio mayor responsabilidad ya que será necesario la consecución de los objetivos del FORTE, objetivos más amplios de los que se pretenden alcanzar en prácticas en empresa.

Tras la terminación del FORTE y la consecuente defensa del TFG, la empresa se puede plantear contratar al alumno, aunque es así en la mayoría de los casos, en ningún momento es vinculante y por tanto no obliga a la empresa ni al estudiante nada. Por tanto, los FORTE son una herramienta muy útil para obtener un perfil profesional más especializado que incremente las posibilidades no sólo de ser contratado, sino de tener un [primer] contrato mejor.

El proceso tiene estos pasos:

1)     Conocimiento del interés por parte de los estudiantes. Se contacta con los estudiantes para conocer su perfil, las empresas en las que están interesados, tipo de proyectos que les gustaría realizar, etc.

2)     En función de las preferencias indicadas por los estudiantes se contacta con las empresas más adecuadas y se les pide que muestren su interés en participar o no en la convocatoria. En caso de estar interesadas deben proporcionarnos los FORTE que ofertan y las características de cada uno de ellos.

3)     Se publica la convocatoria para que los estudiantes puedan realizar las solicitudes.

4)    Los alumnos envían la solicitud, indicando los FORTE que les interesan. Además deben adjuntar una copia de su CV y la ficha informativa que contiene su expediente académico.

5)    Se envía a cada empresa la lista de posibles candidatos para cada FORTE y comienza el proceso de selección por parte de las empresas. Habitualmente este proceso implica la realización de una o varias entrevistas por parte de los estudiantes para demostrar su valía.

6)     Las empresas comunican los resultados, los cuales son trasladados a los estudiantes por parte del responsable pertinente por parte de la ESI y se resuelven posibles conflictos. Los conflictos vienen ocasionados debido a que puede haber estudiantes que sean seleccionados por varias empresas y que, por tanto, tienen que rechazar alguna de las ofertas. Eso hace que haya una lista de suplentes para cubrir esa vacante.